Fichas Documentales

Mientras se hace el trabajo de investigación es muy conveniente hacer anotaciones en fichas, tanto de la información y los datos que se obtengan como de las ideas y valoraciones subjetivas. Encontrar la información la primera vez puede resultar difícil. Tener que volver a encontrarla poco después, además de resultar bastante ineficiente, puede ser más difícil todavía.
Todo se anota; nada se tira. Registrar una fuente que demuestra no tener utilidad puede parecer una pérdida de tiempo, pero una nota que te recuerde por qué no tenía interés bastará para que si al cabo de un tiempo el título sigue pareciéndote interesante te refresque la memoria y abandones esa línea de investigación. (Bell 02)

Tan pronto como empieces a documentarte debes elaborar una lista de categorías para clasificar las fichas. Las primeras categorías que elijas pueden resultar inadecuadas y quizás sea necesario hacer ajustes y añadidos según vas comprendiendo mejor el tema.

Debes reservar una ficha para cada idea, información o dato. Cada ficha debe tener un título, identificador o palabra clave que indique con qué categoría del trabajo se relaciona. Dado que las categorías pueden 'evolucionar', si el soporte elegido para las fichas es el papel es aconsejable escribirlas a lápiz por si hay que hacer algún cambio.

Para recoger la información de las fuentes documentales hay dos tipos de fichas:

  • Bibliográficas, que sirven para tomar nota de autor(es), título, año de edición, editor,.... de cada libro, artículo de revista, página web,..... El formato de estas fichas debe seguir un estándar internacional.
    Lo más aconsejable es utilizar un Gestor de citas bibliográficas que no sólo ayuda a mantener catalogadas las referencias de los documentos que vas utilizando sino que además genera la bibliografía en el formato normalizado que le indiques.
    Zotero es una alternativa gratuita que se integra en FireFox y que, si bien no tiene todas las funcionalidades de las aplicaciones comerciales, es suficientemente completo para mantener e imprimir una bibliografía.
  • De contenido, que sirven tanto para hacer un resumen del texto como para hacer una transcripción literal de un pasaje del mismo.
    Una determinada observación de un autor puede ilustrar uno de los apartados de tu esquema inicial. Anotar esta cita en el momento que la lees te evitará tener que dedicar tiempo a volverla a encontrar. En este caso el texto se debe entrecomillar.
    En esta web de la Universidad de Murcia te explican con más detalle en qué consisten y cómo hacer las fichas de contenido. El fichero adjunto es un documento PDF con otros modelos que te pueden servir de ejemplo para crear el tuyo propio.
< Ant.   Cap. Sig. >>

 

AdjuntoTamaño
Modelos de ficha de contenidos427.88 KB